Jueves 18 de Agosto de 2022

Hoy es Jueves 18 de Agosto de 2022 y son las 04:06 -

8 de junio de 2020

Un exfuncionario pampeano y espía confirmó que la denuncia a Marino fue una operación macrista

Dos audios de exagentes de la AFI aportan más conmoción a la denuncia sobre espionaje ilegal que realizó la interventora Cristina Caamaño. En los dos, el protagonista es el agente conocido con el nombre de Alan Ruiz, quien tuvo un breve paso como funcionario en La Pampa, que cuenta pormenores de dos “operaciones” que tuvieron como objetivo, entre otros, al senador Juan Carlos Marino (radicalismo La Pampa).

De acuerdo a los audios que difundió Rolando Graña en A24Ruiz reconoce haber intervenido con cobertura judicial en un operativo en el Instituto Patria y en otros casos. “Nosotros tenemos a veces mucho quilombo porque las operaciones que hacemos la hacemos con la cobertura judicial de algún juzgado. Así metimos la del coche (el vehículo estacionado afuera del Patria), la metimos en una causa. El juez Villenas nos armó un ‘coso’ y metimos muchas tareas juntas, lo metimos en un escrito. Se mezcla todo y a la mierda”, afirma en el audio que difundió Graña.

Pero otro de los audios inquietantes es en el que Ruiz reconoce que sectores del radicalismo hicieron una operación para ensuciar al senador Marino, de ese partido, para bajarlo de la candidatura a gobernador. “La cosa fue así, el chabon (ex secretario de Deportes, Carlos Mac Allister) llamó a una consultora para medirse como gobernador de La Pampa. Entre los resultados posibles parece que Marino era de los tipos que más medía del radicalismo y lo operaron los radicales. Ahí lo apuntan al Coti (Nosiglia). Lo operaron de ahí, lo hicieron mierda”, afirma Ruiz en ese audio.

Marino había sido denunciado por acoso sexual. La denuncia fue investigada y desestimada. Pero le costó a Marino esconderse de la opinión pública durante mucho tiempo, en medio del año electoral. El sobreseimiento para Marino llegó justo días antes de las elecciones generales, en octubre de 2019.

Ruiz, se sabe ahora, era un espía de la AFI. Pero fue también en casi todo 2016 director general de Inteligencia Criminal y Estadística, en el Ministerio de Seguridad de La Pampa.

Desembarcó junto al entonces ministro Juan Carlos Tierno, que ese momento hacía buenas migas con la ministra Patricia Bullrich. Precisamente la jefa de Ruiz.

El exfuncionario pampeano, además del armado de estas causas, está sospechado de haber impulsado otra operación: la que involucró al diputado Espartaco Marín, empresarios y comisarios. Ellos fueron acusados, por una «denuncia anónima», de haber lavado dinero proveniente de narcotráfico, pero sin ninguna prueba ya fueron absueltos.

 

COMPARTIR:

Comentarios