ACTUALIDAD

27 de noviembre de 2019

El cura detenido en Chos Malal tiene condena en Victorica acusado de abuso sexual simple

Héctor Alfredo Coñuel, el sacerdote detenido en Chos Malal, está acusado de abuso sexual con acceso carnal, promoción de la corrupción de menores, agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto religioso, hechos ocurridos en Trelew. Enfrenta una posibilidad de pena de 35 años de prisión.

En los próximos días lo trasladarán a Trelew, donde lo imputan por el abuso de un adolescente. Ya tiene una condena por otro hecho en La Pampa.

El hombre, de 44 años, ya tiene otra condena a 5 años de prisión por abuso sexual simple dictada por el Poder Judicial de La Pampa. Pese a estos graves antecedentes, hasta ahora seguía en libertad y la Iglesia lo iba trasladando de ciudad en ciudad. Según la versión oficial, tenía prohibido ejercer el ministerio sacerdotal y el contacto con niños.

De acuerdo con lo que pudo reconstruir “Río Negro” en base a fuentes oficiales, Cañuel se desempeñó como sacerdote en Trelew entre 2008 y 2013. Entre otros lugares, ejerció en el templo Nuestra Señora de la Paz.

En ese período tomó contacto con un adolescente con un leve retraso madurativo, que hoy tiene 22 años.

Traslados y denuncia

En 2013 fue trasladado a General Pico y luego a Victorica, localidades de La Pampa. Allí recibió la primera denuncia en su contra por abuso sexual simple, y lo condenaron a 5 años de prisión efectiva.

Cañuel presentó una impugnación contra la sentencia, aún sin resolver, y siguió en libertad.

La fiscalía le impuso una prohibición de acercamiento a la víctima. “Como la ciudad es pequeña, acordamos su traslado a Bariloche”, dijo a “Río Negro” el padre Vicente Tirabasso, vocero de la iglesia para este caso.

Luego fue trasladado a Chos Malal, y vivió en una dependencia de la parroquia María Auxiliadora.

Segunda denuncia

El 10 de octubre pasado, aquel adolescente de Trelew formuló la denuncia contra Cañuel por hechos ocurridos en 2012. La fiscalía le tomó declaración el 25 del mismo mes, y ratificó todos sus dichos acompañado de su madre.

Los exámenes médicos dieron mayor sustento a la denuncia. Con esas y otras pruebas, la fiscal jefa de Trelew Silvia Lucía Pereira emitió, ayer martes 26, una orden de detención contra Cañuel.

Además pidió el allanamiento de su vivienda y el secuestro de sus pertenencias, en especial el teléfono celular.

La orden se cumplió la misma noche del martes.

Hoy Cañuel fue trasladado a Zapala, a la espera de que una comisión policial de Chubut venga a buscarlo y se lo lleve a esa provincia donde será sometido al proceso.

La calificación legal que le impuso la fiscalía implica que podría ser condenado a una pena de hasta 35 años de prisión.

fuente diario rio negro

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios