Lunes 30 de Enero de 2023

Hoy es Lunes 30 de Enero de 2023 y son las 16:02 -

  • 31.6º

PROVINCIALES

23 de enero de 2023

¿Qué pasará en La Pampa con la extensión horaria en las aulas?

El ministro Pablo Maccione fue uno de los que firmó la iniciativa, que comenzará a instrumentarse en este ciclo lectivo de forma paulatina. En los gremios UTELPa y AMET no hay certezas de cómo impactará en la jornada laboral, pero admiten la adhesión.

La extensión horaria -que tiene como objetivo que, al estar más tiempo en el colegio, las y los estudiantes pudieran reforzar sus aprendizajes en áreas clave como Lengua y Matemática- todavía está bajo un manto de dudas en La Pampa, de acuerdo a las diferentes consultas realizadas por El Diario.

 En los gremios UTELPa y AMET, por ejemplo, no hay certezas de cómo impactará en la jornada laboral, pero admiten la adhesión y que será en forma paulatina. Tendrá que implementarse este ciclo lectivo 2023.

El ministro Pablo Maccione fue uno de los que firmó la extensión horaria con el ministerio nacional en el mes de octubre del año pasado.

En La Pampa según los datos de 2022 "el 90% de los establecimientos tiene propuestas vinculadas a talleres de robótica, arte, actividades deportivas, inglés, coros, orquestas y ensambles, apoyo escolar e intensificación de aprendizajes".

Además, un 36 % de los establecimientos son de "jornada completa y hogar, donde los estudiantes permanecen 35 y 39 horas semanales, respectivamente".

Sumando una hora diaria, la escuela primaria pasaría de 720 a 950 horas de clase por año, es decir, unos 38 días más de clases, posicionando a Argentina entre los países con mayor presencia escolar de la región.

Durante el año 2023 las escuelas de jornada simple pasarán a ser de jornada completa en forma progresiva. La implementación de la medida tiene como condicionante el cambio de gestión de diciembre de 2023, más allá de la continuidad o no del gobierno, implica una situación de transición.

Primeras tratativas

Poco más de un mes pasó desde que se había iniciado el comienzo de clases en 2022, cuando desde el Ministerio de Educación de la Nación, a cargo de Jaime Percyzk, arrancó las primeras tratativas para avanzar en uno de los cambios más importantes en el sistema educativo argentino en los últimos años: la idea de agregar una hora más de clase en las escuelas primarias de gestión estatal en todo el país, había comenzado a prender.

El objetivo, explicó el funcionario en abril de 2022, era lograr que los niños y niñas de primero a séptimo grado pasen de cursar cuatro horas diarias a cinco, todos los días, de lunes a viernes. La extensión horaria, sería así una oportunidad para que, al estar más tiempo en el colegio, los/las estudiantes pudieran reforzar sus aprendizajes en áreas clave como Lengua y Matemática.

Desde aquellos meses a la fecha, los convenios con las jurisdicciones se fueron firmando y en mayor o menor medida, las escuelas primarias comenzaron a aplicar la experiencia, con algunas dificultades: falta de diseño de una política clara que defina los contenidos a impartir, reclamos docentes y un cansancio generalizado en niños y adultos que debieron modificar sus rutinas, fueron los puntos más cuestionados de la aplicación de la extensión horaria. La críticas se repitieron en distinta medida y con diferente intensidad en las provincias pioneras.

Tucumán, Chaco y Santa Cruz fueron las primeras en aplicar esta modalidad con inquietudes comunes: que tener a los niños una hora más en la escuela implica cambios profundos, complejos y sustanciales que impactan en toda la comunidad educativa y que requieren de tiempo para que esa hora extra en la institución educativa, tenga los frutos esperados. Justamente, uno de los cuestionamientos más fuertes que plantean expertos en educación de todo el país es el relacionado a determinar si en realidad, esa extensión horaria redundará en la calidad educativa esperada o si simplemente, será un instrumento para que los chicos pasen más tiempo en una institución.

En realidad, si los niños y niñas ingresarán una hora antes al colegio o si bien saldrán una hora después del horario habitual son temas que según las necesidades de cada comunidad educativa, deberán definirse en cada una de las provincias. Lo mismo sucede con la modalidad en la que se impartirán los contenidos: talleres, clases de apoyo, actividades lúdicas en las que estén presentes los contenidos a reforzar o bien, a través de contenidos transversales. Lo cierto es que para muchos padres aún, las definiciones en cada caso son una incógnita que deberá resolverse en tiempo récord, mientras el calendario avanza en esta segunda quincena de enero. 

Casi todo el país

Una vez que el año lectivo 2023 arranque en la mayor parte del territorio nacional, el 27 de febrero y el 1 de marzo se espera que al menos 22 provincias ya estén aplicando la hora extra en la escuela. De acuerdo a las afirmaciones del Ministerio de Educación de la Nación, aún están en tratativas de firmar el convenio necesario dos jurisdicciones: San Luis y Misiones. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) fue una de las últimas en dar por ratificado el acuerdo con Nación, en diciembre pasado. 

Buenos Aires provincia, Córdoba y La Rioja formaron parte de las que firmaron entre septiembre y octubre pasado.

La Pampa y Neuquén lo hicieron durante octubre. En tanto que Catamarca, Entre Ríos, Tierra del Fuego, Salta, Santa Fe, Corrientes, Río Negro, Formosa, Jujuy, Santiago del Estero, Chubut, San Juan y Mendoza habían confirmado el acuerdo en los meses anteriores. "Esta política pública implica un enorme esfuerzo presupuestario del Gobierno nacional que contribuye con, al menos, el 80% del financiamiento de la diferencia de los salarios brutos de equipos docentes y directivos que demande la implementación de la extensión horaria por un plazo de cinco años", expresó Percyzk.

El funcionario a cargo de la cartera educativa recordó también que "una hora mas de clase por día para garantizar un piso semanal de 25 horas, equivale a 38 días más de clase por ciclo lectivo y un año más de escolaridad en seis años para los que recién inician la escuela primaria". Además adelantó que de acuerdo a los convenios firmados con las provincias "a principios de 2023 el 70 % de las escuelas primarias de gestión estatal de todo el país tendrá un mínimo de 25 horas de clases semanales".

La necesidad de reforzar la enseñanza en áreas clave quedó en evidencia luego de que se dieran a conocer los resultados de las evaluaciones Aprender 2021, en las que quedó al trasluz el bajo nivel de aprendizaje logrado por los niños y niñas del país en relación a los saberes básicos para su vida. Para realizar este cambio en el sistema educativo el Gobierno Nacional destinó 18 mil millones de pesos y "el aporte de hasta un 80% del incremento del salario docente para la ejecución del plan. Los convenios, en tanto, establecen que esa financiación es por un lapso de cinco años", había asegurado el ministro en agosto de 2022, cuando la extensión horaria en las escuelas primarias ya se había comenzado a aplicar en once provincias.

COMPARTIR:

Comentarios