Viernes 1 de Julio de 2022

Hoy es Viernes 1 de Julio de 2022 y son las 16:53 -

1 de junio de 2022

Conmoción en Buena Esperanza, joven toma trágica desición tras ser víctima de una extorsión virtual

Se trata de un caso complejo que tuvo un trágico final cuando el joven se rocio con nafta y se prendió fuego en su casa, a causa de las graves heridas falleció. La Policía llegó justo en ese momento pero nada pudieron hacer para salvarle la vida.

Un joven de Buena Esperanza tomó una fatal determinación y se quitó la vida luego de ser víctima de una ciberextorsión.
El hecho que conmociona a la localidad de Buena Esperanza ocurrió en la madrugada del martes. La familia del joven, Derly González, preocupada por su estado emocional había solicitado la intervención de la policía cuando este se va de su casa con una soga temiendo que intentara ahorcarse. Los efectivos al dar con Derly, lo llevan de regreso a su hogar junto a su familia, los cuales antes de regresarlo no habrían solicitado ninguna intervención del hospital o profesional que lo asistiera psicológicamente. Durante la madruga cuando su familia dormía, el joven salió al patio, se roció con nafta y se prendió fuego, quitándose la vida.

Más allá de los intentos de auxiliarlo de algunos vecinos de la propiedad ubicada en el barrio norte de la localidad de Buena Esperanza, nada pudieron hacer para evitar el desenlace fatal, que tiene conmocionada a la población.

Esta actividad delictiva ha tenido varias víctimas en el último tiempo, quienes han sido estafadas económicamente, pero este es el primer caso que se conoce que el engaño se cobra una víctima fatal, de hecho en esta misma localidad se conocieron casos de personas que han sufrido este tipo de estafas que a veces no son denunciados al percatarse la víctima de que ha sido estafado y por pudor de poner en conocimiento los pormenores de la estafa.
Todo comienza con supuestas conquistas virtuales a través de redes sociales, se realizan intercambios de fotografías de contenido erótico, que van subiendo de tono hasta que la víctima una vez que da su teléfono comienza a recibir mensajes, de supuestos policías, abogados, gendarmes, oficiales de justicia que le hacen creer que ha cometido un delito porque la persona con la que mantuvo intercambio de fotografías, es una menor de edad, por lo que allí comienza la extorsión, solicitándole dinero a cambio de no terminar en la cárcel.
La trama esta tan bien armada, que las comunicaciones se realizan desde números que tienen fotos de perfil de personas con uniformes de la policía o hasta simulando ser de alguna dependencia judicial donde envían archivos con supuestas órdenes de allanamiento o detención, que serán libradas al menos que se realice le pago del dinero solicitado.
Lamentablemente cada vez son más los casos que se conocen de distintos tipos de delitos virtuales, con distintas modalidades, lo cierto es que esta vez ya no se trata solo de dinero, sino de la perdida de la vida de una persona muy joven que ha dejado a una familia destruida.

COMPARTIR:

Comentarios