Martes 17 de Mayo de 2022

Hoy es Martes 17 de Mayo de 2022 y son las 04:18 -

11 de marzo de 2022

Los cuatro votos pampeanos que avalaron el acuerdo con el FMI

Hernán Pérez Araujo y Varinia Marín, del Frente de Todos, avalaron el acuerdo. Los radicales Marcela Coli y Martín Berhongaray también.

La media sanción para aprobar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en la Cámara de Diputados de la Nación contó con cuatro votos desde las bancas que representan a La Pampa. Además, hubo un legislador ausente.

lichy marin 2

Los oficialistas del Frente de Todos, Varinia Marín y Hernán Pérez Araujo, levantaron la mano para darle el aval al gobierno nacional. Votaron asumiendo la postura de que no había otra alternativa que este acuerdo. "Es esto o el caos", había sintetizado la postura, en la previa, el gobernador Sergio Ziliotto, que fue a apoyar explícitamente al presidente Alberto Fernández en las horas previas al debate.

Pérez Araujo, en la previa, había considerado que la deuda que contrajo Macri es "una bomba de tiempo" y con el acuerdo el gobierno está "tratando de desactivarla", además de pedir "responsabilidad y sensatez" a los sectores que no la apoyaron. Recordó que "los vencimientos de pagos al FMI acordados por Macri este año son de 19.000 millones de dólares; para  2023 U$D 20.000 millones; 2024 llegan a U$D 4.000 millones".

berhongaray

También lo hizo, desde la oposición, el radical Martín Berhongaray, del interbloque Evolución Radical. "Nadie quiere que el país caiga en default", sostuvo, en línea con la posición que unificó a la bancada de la UCR. La  radical Marcela Coli también acompaño.

"Estoy convencido que la mayoría de quienes acompañamos la refinanciación del crédito stand by tomado en 2018, lo hicimos por una cuestión de responsabilidad para evitar que el país caiga en default, es decir, en cesación de pagos, porque como todos sabemos eso acarrea graves consecuencias sociales que ya hemos vivido en el pasado", explicó Berhongaray, consultado por El Diario. 

Destacó "el buen diálogo que existió en todo momento entre el oficialismo y la oposición que, aun desde posiciones diferentes pudimos alcanzar un consenso que terminó modificando el proyecto que había enviado el Poder Ejecutivo, y lo circunscribió a refinanciar la deuda que se mantiene con el Fondo Monetario, y a la vez se tomó cerca de 5000 millones de dólares de un nuevo crédito para que el país pueda afrontar la situación de déficit primario que arrastra en estos últimos años". 

"Es decir, quedó afuera de la discusión parlamentaria la intención que tenía el gobierno de que también se analice y se aprueben los lineamientos  del programa económico que había acordado el gobierno con el Fondo Monetario, donde se planteaban una serie de parámetros y metas a cumplir en el futuro como por ejemplo un sendero fiscal para reducir el déficit, regular la emisión, donde se avanzaba sobre los cuadros tarifarios, sobre las tasas de interés y en definitiva sobre una serie de condicionalidades que pueden ocurrir como no porque hasta se incluían como condicionantes la sanción a futuro de un conjunto de leyes que, como todos saben, puede suceder que el Parlamento las apruebe o no", explicó. 

Manifestó entonces que "la mayoría del arco opositor entendía que no correspondía avanzar sobre esas condicionalidades por dos motivos. Primero porque si no ocurren en el futuro condicionan lo acordado y afectan su cumplimiento, pero fundamentalmente porque el Congreso no tiene atribuciones legales para expedirse sobre todo ese conjunto de cuestiones que era casi un Presupuesto Nacional de la manera liviana que pretendía el gobierno". 

"Afortunadamente, primó la cordura y el entendimiento y se acordó un único texto que no es para festejar de ninguna manera, pero que evita que el país retroceda diez escalones más. Ahora el desafío que el país tiene por delante vuelve a ser el de siempre y es cómo garantizar que podamos retomar un sendero de crecimiento, y para eso creo que es fundamental que se sigan articulando políticas y generando coincidencias sobre la base del diálogo y el respeto", redondeó. 

marcela coli 2

Por su parte, la legisladora Macela Coli compartió en sus redes sociales el comunicado de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio mediante el cual se anunció el aval a la refinanciación de la deuda de 44.000 millones de dólares, contraída durante la gestión de Mauricio Macri, pero no así los memorándums y el ajuste. Es decir, el programa económico que propuso el Ejecutivo.

Además, en ese comunicado, aclaran que acompañan el proyecto para que el país no vaya a default, con el objetivo de "no provocar mayores consecuencias y dolor a la sociedad, y para que Argentina honre sus deudas". 

Asimismo, en el final del comunicado, desafían a Cristina Fernández de Kirchner a tener responsabilidad para cuando el proyecto pase al Senado, siempre y cuando consiga la media sanción en Diputados este jueves: "Esperamos que en el Senado la vicepresidenta esté a la altura de su cargo". 

Respecto al programa económico del Ejecutivo en relación al acuerdo, en el comunicado, expresan que "es una competencia exclusiva del Ejecutivo y consideramos que es un programa que no soluciona los problemas de decadencia que el país arrastra". 

COMPARTIR:

Comentarios