Jueves 18 de Agosto de 2022

Hoy es Jueves 18 de Agosto de 2022 y son las 05:38 -

4 de mayo de 2020

Heridos de escopeta y con faca en la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal

Una pelea entre dos grupos de internos en la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal terminó con tres heridos de distinta consideración en el hospital Lucio Molas, uno de los cuales quedó internado con una herida de gravedad en su pierna derecha.

Se trata de un hombre de 40 años que purga una pena en el marco de una causa por narcotráfico. El interno integraban una banda narco que operó hasta el 2015 en la villa 1-11-14 de la ciudad de Buenos Aires.
La información a la que accedió este diario da cuenta que el enfrentamiento se produjo pasado el mediodía del domingo y motivó la intervención de los penitenciarios. De hecho, la herida que el reo tiene en la pierna derecha corresponde a un disparo de una escopeta efectuado por uno de los guardiacárceles.
Las otras dos personas que fueron atendidas en el Molas presentaban una herida punzante en la intercostal izquierda, en un caso, y un corte en el cuero cabelludo y escoriaciones, en el otro.
En el enfrentamiento los contendientes utilizaron elementos cortopunzantes. Los tres hombres que fueron llevados al hospital no fueron los únicos heridos, pero sí los que sufrieron lesiones que requirieron el traslado al centro de salud. El resto fueron atendidos en el mismo penal.

Más custodia.
Una vez que el episodio finalizó y que los heridos habían sido trasladados, las autoridades de la Colonia Penal convocaron a más agentes penitenciarios, algunos de los cuales están descansando en sus casas, para reforzar la custodia en el hospital y en la U4.
El ex integrante de la banda narco que permanecía hasta ayer internado en el Molas tiene antecedentes como participante en revueltas anteriores en otros penales. Uno de los hechos de violencia que protagonizó anteriormente en un penal ocurrió en Neuquén, en la cárcel de Senillosa, donde tomó a un celador como rehén.
Su detención se produjo en mayo de 2016, pues permaneció varios meses prófugo luego de la caída de la organización delictiva de la cual formaba parte. Apodado «Toro», junto a otras 13 personas, conformaba una banda dedicada a la venta de estupefacientes en forma «mayorista» a otros narcos que operaban en el conurbano bonaerense y en la 1-11-14.

 

COMPARTIR:

Comentarios