Domingo 31 de Mayo de 2020

Hoy es Domingo 31 de Mayo de 2020 y son las 04:46 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • Despejado

ESTADO DEL TIEMPO EN VICTORICA

28 de abril de 2020

Mandó a River a la "B" y hoy juega en La Pampa

El mediocampista cordobés Lucas Parodi jugó en Belgrano de Córdoba aquel partido del 2011 ante el Millonario.

Día 26 de junio de 2011, minuto 41 del segundo tiempo en el Estadio Monumental. A esa altura, Mariano Pavone había convertido un gol y había fallado un penal. También Guillermo Farré había hecho lo suyo. River y Belgrano de Córdoba igualaban 1 a 1 en el partido de vuelta de la Promoción. El Millonario se iría a la "B" unos minutos más tarde.

En ese momento el entrenador del Pirata, Ricardo Zielinski mandó a la cancha al delantero Lucas Parodi en lugar de Mansanelli. El tiempo corría y la historia se terminaría por escribir.

Hoy, casi nueve años después de aquel hecho inédito en el fútbol argentino, el delantero Lucas Parodi se encuentra en el fútbol pampeano, vistiendo los colores de Alvear FBC.

Es cierto, no hay competencia, la pelota no rueda ni aquí ni allá en tiempos de aislamiento debido a la pandemia del coronavirus. Pero el delantero de 28 años nacido en Villa Allende llegó a demostrar su talento muy rápido antes de que todo quedara paralizado.

Fue el autor del primer gol de Alvear FBC en la fecha que abrió la temporada 2020 de la Liga Pampeana. Fue en la noche de General Pico cuando los Azules derrotaron 4 a 0 a Ferro el pasado 27 de febrero. Tomás Viangule y Adrián Colazo con dos goles de tiro libre completaron la goleada.

En la fecha siguiente, antes del receso, Alvear FBC volvió a ganar. Fue 2 a 0 ante Juventud Regional de Miguel Cané. Otra vez, el primero fue de Lucas Parodi con un remate de afuera del área. El segundo lo anotó Axel Bertaina.

En una nota con Mundo D, el actual futbolista del conjunto de Intendente Alvear recordó su paso por Belgrano de Córdoba y rememoró aquel empate en el Monumental que dictaminó el descenso de River Plate.

“Cuando se dio lo de la pandemia estaba en La Pampa, en el club Alvear y ahora me tuve que volver acá a Villa Allende, de donde soy yo. En Alvear volví a jugar después de un tiempo en el que no hice nada”, apunta Lucas, integrante de una familia humilde que trabajó de pocero con su viejo antes de convertirse en futbolista.

Parodi1

- ¿Que sucedió con tu carrera?

- Son etapas del futbolista. Estás arriba y toqué fondo así, de la nada. Yo he cometido errores en años anteriores. Admito eso. Pero en ese 2015 no. Fue mi mejor año. Nunca supe por qué me dejaron de lado. Hay que respetarlo. El DT era “Teté” González. Habíamos jugado juntos, por eso me sorprendió. Había sido mi año. Estaba con confianza.

–  ¿Qué es Zielinski en tu vida?

– El mejor técnico que tuve. Me tuvo desde que llegó, me llevó a la primera pretemporada en 2011. Y siempre me iba llevando, me aconsejaba. Debuté de titular con San Juan en su primer partido en el Gigante de Alberdi. En esos planteles siempre hubo tres o cuatro jugadores de experiencia que te marcaban los límites. Te digo, estaban Olave, Guille Farré, el “Gato” Turus, después Lembo y otros más. Sabés hasta dónde llegar. Llevaban el equipo para el mismo lado. Y Zielinski también manejaba el grupo. Esa fue la clave de los éxitos de ese Belgrano. Él y el “Bicho” Flotta (ayudante de Zielinski) me conocían bien y me pedían que ayudara a subir la pelota. Jugábamos en un 4-4-2 o 4-4-1-1. Y nos complementábamos con Guille Farré. Nos entendíamos bien y llegábamos bien al área rival.

– Entraste en los últimos minutos del partido con River en el Monumental por la Promoción. ¿Qué te acordás de ese momento?

– Que fue increíble. Me temblaban las patas antes de entrar, te digo. Ja ja. Estaba duro. Quería entrar y que el partido terminara ahí nomás. Igual, cuando Olave le atajó el penal a Pavone sabíamos que estábamos cerca. Nosotros sabíamos que Belgrano estaba bien, que le íbamos a ganar. Si acá en Córdoba le hubiéramos hecho cuatro o cinco si no entraban los hinchas a Alberdi. Enfriaron el partido, si no…

– ¿Cómo fue el camino al vestuario desde el campo de juego?

– Uh, tremendo. Nos costó porque nos tiraban maderazos y sillas. Una madera le pegó en la cabeza a Giuliano Bardín, ja. Y después se la llevó a la cabeza. Hizo que se la firmáramos todos los del plantel. Ese vestuario fue una locura, con redoblantes. No caímos en lo que habíamos logrado. Fue algo que yo nunca imaginé que iba a vivir.

– ¿Qué cambió en la vida del Parodi de Belgrano al Parodi de hoy?

– Y… algunas cosas. Son los momentos en lo que uno se da cuenta quién está y quién no. Yo con todo esto me di cuenta que antes tenía amigos del campeón, como se dice. Hoy tengo dos o tres amigos. Y la familia, como siempre. Te chocás contra la pared para darte cuenta de los errores que cometés. Hubo un tiempo en el que yo sentía que no servía, que no era bueno para el fútbol, que nadie me quería para jugar al fútbol. Me di cuenta de esos errores. Pensé que era malo, que el fútbol no era para mí. Y cambié y estoy seguro que estoy a tiempo de volver al lugar en el que estuve antes. Pero tengo que hacer las cosas. He cometido muchos errores. Lo admito.

– Ya dijiste la palabra errores varias veces en la nota. ¿Cuáles? ¿Falta de profesionalismo?

– Sí, a ver. Se ha hablado de los más chicos en Belgrano, de la joda. De la conducta. A veces he llegado a los entrenamientos sobre la hora. Lo admito y eso te marca. A veces te tiene que pasar algo para que te des cuenta qué tenés que hacer y qué no. Opté por volver al fútbol para volver a ser el Lucas Parodi que fui. Tengo que agachar la cabeza. Tengo que arrancar de cero. Sé las condiciones que tengo. Hay gente que me ha hecho creer en mí de vuelta. Le voy a meter para adelante. Voy a volver a donde estuve.

COMPARTIR:

Comentarios