Sábado 24 de Julio de 2021

Hoy es Sábado 24 de Julio de 2021 y son las 05:27 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

5 de abril de 2020

La cuarentena va a cambiar de fase

El infectólogo Pedro Cahn, uno de los asesores del presidente para combatir la pandemia, señala "vamos a aprender a convivir con el coronavirus". La situación actual en Argentina: asilamiento, tests y pico del brote. ¿Cómo sobrevivir ante tanta paranoia y desinformación?

“Le pido a la gente que se imagine cómo habría sido la situación si hubiéramos tenido que enfrentar esta crisis sin un Ministerio de Salud”, dice Pedro Cahn, uno de los referentes principales del equipo de especialistas que trabaja junto a Alberto Fernández. Ha construido su trayectoria en base al estudio del VIH/Sida, un campo del que fue pionero en la medicina argentina, allá por los 80. En esta oportunidad, el director científico de la Fundación Huésped admite que nunca enfrentó “una situación tan intensa” en su carrera profesional y que, aunque la letalidad del virus se aplaque en el futuro, habrá que acostumbrarse a convivir con él.

 

Usted es uno de los asesores del gobierno en la pandemia, ¿cómo evalúa el desempeño?

 
 
 

--Es difícil ser objetivo. Soy asesor del Ministerio de Salud, por eso, si en algo se equivoca tendré una cuota de responsabilidad. Lo que puedo decir es que estamos trabajando con una honestidad intelectual absoluta y si en algo pifiamos será porque se nos escapó algún detalle. La pandemia es dinámica, de modo que aquellas cosas que te conteste hoy puede que contradigan lo que diga en el futuro cercano. A diario se produce una catarata de acontecimientos y publicaciones científicas que difunden investigaciones que se realizan en muchas partes del mundo. Para que la gente sepa: hay grandes revistas en el campo de la medicina que funcionan como fuente de consulta habitual. New England Journal of MedicineBritish Medical Journal y The Lancet, por ejemplo, han permitido el acceso irrestricto a todos los trabajos relacionados a coronavirus. Una decisión correcta porque habitualmente se necesita estar suscripto y pagar unos buenos dólares.

--Para asesorar al presidente revisan lo último que se ha publicado y aprenden de la experiencia de otros países. ¿Argentina debe copiar estrategias o trazar la propia?

--Tratamos de trazar nuestra propia ruta, a partir de las enseñanzas que nos dejan otras naciones que ya experimentaron el pico de la pandemia. Analizamos todo, tanto lo bueno como lo malo. No te olvides que este grupo de asesores se constituyó en el país cuando no había un solo caso de infección por covid-19. Recordarás al señor que se internó en una clínica privada y pidió sushi. Bueno, antes de que eso ocurra nosotros ya estábamos metidos en la cuestión, compenetrados para reunir información y ver qué acciones se debían tomar. Argentina declaró la cuarentena cuando había muy pocos infectados; por eso, si uno mira la foto y la medida se descontextualiza, dice “Che, se nos fue la mano”. No obstante, nosotros no miramos la foto sino la película; una película que se llama Italia, España, EE.UU. y también Brasil. A la luz de estos ejemplos, la respuesta es clara: “Qué bien que hicimos al adelantarnos con las políticas de prevención”. El tema fundamental es tener preparado al sistema de salud; contar con los respiradores necesarios, disponer del suficiente número de camas en terapia intensiva y de internación general, tener alojamiento necesario para las personas que deben distanciarse de su hogar pese a que no necesiten estar internadas.

--Como las camas no son suficientes se han preparado diversos sitios para la ocasión.

--Hoteles, clubes de fútbol, universidades, galpones. Es muy probable que se necesiten esos lugares para personas que, una vez que se diagnostiquen y den positivo, deban salir de sus casas para no contagiar al resto de sus familiares. En Italia, uno de los principales factores que multiplicaron el crecimiento de los casos fue el hecho de compartir la vivienda

--Por eso lo fundamental del aislamiento. Una medida antipática y presa de una falsa dicotomía: cuidar la economía vs. cuidar la salud…

--Mirá, para esto siempre me remito a las palabras de Alberto Fernández. En una reunión nos dijo: “De un PBI malo se vuelve, de la muerte no”. Uno de los trabajos científicos que revisamos en estos días aborda la pandemia de gripe de EE.UU. en 1918. Los autores comparan los resultados entre una ciudad que detectó sus primeros casos el 5de octubre y dos días más tarde decretó la cuarentena respecto de otra que, en lugar de implantarla el 7, lo hizo el 13. El impacto económico en la segunda fue muchísimo peor que en la primera. De este modo, uno podría decir que, incluso desde el punto de vista económico, es mejor un aislamiento temprano que uno tardío. EE.UU. lo decreta con mil muertos diarios y Brasil, pese a que Bolsonaro se resista, terminará por sancionarla.

--El viernes, muchos jubilados realizaron filas interminables para cobrar en sus bancos. ¿Cómo evalúa esta situación? ¿Cómo impactará en la curva de contagios?

--Eso no lo podemos saber hoy. Las epidemias no responden a situaciones aisladas y debemos ser prudentes al analizar el potencial impacto, que se verá recién en los próximos diez días. Es muy importante que se busquen los mecanismos para evitar situaciones como esa, y planificar muy bien de qué manera vamos a avanzar en la siguiente etapa de la cuarentena.

--¿Qué hay de los tess? El gobierno encargó la compra de 52 mil y ya existen conversaciones para adquirir medio millón.

--La cantidad de testeos irá aumentando en estos días por dos razones. Primero, porque se modificó la definición de caso y, segundo, porque la disponibilidad de reactivos es mucho mayor; el próximo embarque que se pidió es de 500 mil tests. Cuando comenzó la epidemia los únicos que se contemplaban como pacientes eran aquellos que venían del exterior, es decir, de los cuatro países de Asia involucrados, EE.UU. y Europa. Más tarde, se agregaron Brasil y Chile a esa lista. Solo accedían al diagnóstico las personas sintomáticas (fiebre + tos) y que tuvieran ese nexo epidemiológico. Luego habilitamos a personas que habían estado en contacto cercano con ellas; a las que estaban en terapia intensiva con respirador; y después a las que tenían cuadros de neumonías graves. Ahora, por ejemplo, nos encontramos en una situación en la que cualquier individuo con síntomas, que sea miembro de algún equipo de salud, o bien, que haya estado en áreas geográficas con mayor circulación local (AMBA, Chaco, Córdoba o Santa Fe) será testeado.

 

COMPARTIR:

Comentarios