9 de septiembre de 2019

Todos buscan a María

La comunidad de Loventuel participa de la búsqueda de «María», la perra que es la mascota de la Escuela Hogar 56, que el miércoles desapareció.

Desde que, hace dos años, el director del establecimiento, Angel Carrizo, la trajo siendo cachorrita se ganó el cariño de todos. «Por favor que nos la devuelvan, tiene un valor sentimental importante», es el ruego que comparten los habitantes del pueblo oesteño.
La docente Sandra López le contó ayer a LA ARENA lo que significa para la Escuela Hogar y para el pueblo la ausencia de María. «Cuando la trajo Angel era una cachorrita de 3 meses, y enseguida se ganó nuestro corazón. Se crió entre los chicos, con ellos compartía juegos y andanzas. A todos nos entrega su cariño, es una gran compañera, y es de todos», dijo.
«A la escuela asisten 36 alumnas y alumnos, de ellos 15 son internos. Cuando los chicos que no viven en la escuela salían de clases, María los acompañaba hasta su casa y luego volvía, ella andaba libremente y todos en el pueblo la conocían», reveló.
«Es una perra de raza dogo argentino de color blanco. Es muy amigable y sana. Si bien sabemos que mucha gente la usa para cazar, ésta les aseguro solo muerde para comer. Es una divina», agregó.
«Notamos su ausencia el miércoles. Estuvo con nosotros a la mañana y al mediodía salió para hacer su rutina de acompañamiento de los chicos externos y ya no volvió. Desde entonces la buscamos», relató Sandra.

Todo un pueblo.
«Hemos utilizado todos los medios, todo el pueblo se involucró. Hemos subido el tema a las redes, estamos contactándonos con los medios para difundir nuestra necesidad de recuperar a María», explicó la docente.
«No sabemos qué le pasó, pero seguramente la han llevado, ella sola nunca se habría alejado de su lugar que era la Escuela Hogar y el pueblo. Tal vez hayan visto en ella la posibilidad de utilizarla para cazar o usarla de madre, pero ella no mata ni una mosca», dijo.
Una de las gestiones hizo que desde Santa Rosa le llevaran una, pero no es. «Como estamos buscando por todas partes hace dos días un joven de Santa Rosa vio nuestras publicaciones y nos contactó que había encontrado una. Nos mandó las fotos y creímos que era ella. Nos las trajo, pero no es ella. Igual la tenemos acá cuidándola y trabajamos en encontrar quiénes son sus dueños porque el animal está como asustado a pesar de acá le brindamos nuestro amor», reveló.
Por último la comunidad apela a la sensibilidad. «Les pedimos a quienes tengan a María que nos la devuelvan, la extrañamos muchísimo, especialmente los niños. Espero que nuestro ruego toque el corazón de quien la tiene y nos permita seguir disfrutando del amor de María», concluyó Sandra.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios