Sábado 11 de Julio de 2020

Hoy es Sábado 11 de Julio de 2020 y son las 01:12 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 1.6º
  • Algunas nubes

1.6°

ESTADO DEL TIEMPO EN VICTORICA

PROVINCIALES

13 de diciembre de 2018

Denunciaron al senador Marino por abuso sexual

Lo hizo una empleada del Senado, Claudia Mabel Guebel. La denuncia se radicó este miércoles.

GUEBEL

Guebel, una empleada de planta permanente del Senado de la Nación denunció al legislador radical Juan Carlos Marino por acoso sexual. Por sorteo, la denuncia le cayó al juzgado federal n° 5 y a la fiscalía federal n°6.

En la denuncia, Claudia Mabel Guebel contó que "el senador estipuló que mis funciones fueran desempañadas desde mi domicilio. Nunca tuve un trato de amistad ni de confianza, sí de respeto por su función". "Ilusamente pensé que trabajar junto a él era el lugar indicado para mí. Para mí era un desafío profesional por mi formación académica. El senador nunca leyó ninguno de mis informes", aseguró.

Dentro de los detalles que dio figuran algunos mensajes que recibió a través de su teléfono. "Al mes de empezar a trabajar, comencé a recibir mensajes de WhatsApp a mi celular que conservo actualmente. En esos mensajes me decía '¿Dónde estás?' '¿Dónde vivís?' 'Voy a estar por allá; me doy una vuelta' 'Preparate, que voy a tu casa'. Me enviaba videos alusivos al sexo", manifestó.

También dejó aclarado que no tenía vínculo, ni de confianza, ni de amistad y recalcó que los mensajes se los mandaba "constantemente, varias veces por semana". Lo más fuerte de su relato tiene que ver con el momento en el que estuvieron sin una tercera persona. "Una vez que nos encontramos solos directamente me tocó los pechos y me preguntó cuándo íbamos a tomar un café, me dijo que aguardara su llamado que en cualquier momento nos veíamos", recordó.

La denuncia

Guebel -en su denuncia- relató que “pertenezco a la Cámara de Diputados, soy planta permanente desde el año 2001, me desempeñé en las comisiones legislativas. Durante el periodo comprendido entre los años 2004 y 2016 en forma ininterrumpida me desempeñé como Secretaria de la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical, y además era la Secretaria del Tribunal de Ética y Disciplina del Partido”.

Dijo que tenía “entre mis funciones estaba la elaboración de la plataforma del partido y de la selección de los candidatos presidenciales, por lo cual mi grado de exposición pública fue notoria a nivel nacional, en efecto presenté una candidatura en el espacio UNEN representando la lista eminentemente radical”.

Explicó que “inmediatamente después de esas elecciones, acordé con Gerardo Morales cederle la Convención, y me fui a trabajar a la Cámara de Diputados, precisamente a la Comisión de Juicio Político. Yo no elegí el destino, era donde había lugar porque esa Comisión no funcionaba desde los últimos diez años”.

Guebel explicó que tuvo problemas con el doctor Amarilla de la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados. Por eso pasó al Senado.

“Fue así que desde hace un año aproximadamente y hasta hace alrededor de tres meses asesoré al Senador por la provincia de La Pampa Juan Carlos Marino. Marino estipuló que mis funciones fueran desempañadas desde mi domicilio y presentaba los informes y cubría los debates parlamentarios cuando se me solicitaba que participara de la comisión”, dijo la mujer.
“Nunca tuve con Marino un trato de amistad ni de confianza, sí de respeto por su función. Hipólito Solari Yrigoyen fue la persona que me había puesto en contacto y recomendado con Juan Carlos Marino. Recuerdo que en esa oportunidad cuando le pedí que me recomendara con él, Solari Yrigoyen me preguntó si yo estaba en pareja, si tenía hijos, y si vivía sola, lo cual me sorprendió, puesto que se trataba de preguntas de índole personal que nada tenían que ver con las funciones que yo iba a cumplir”, aseguró.

“Llegué incluso a pensar que tenía algún tipo de interés en mí, pero luego, cuando padecí las conductas de Marino, entendí por qué me había efectuado esos interrogantes”, dijo.

“Yo me acerqué laboralmente a Marino porque él presidía la Comisión de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia desde hacía muchos años, y pensé que para mí iba a ser una posibilidad de contribuir y de aprender. Yo hice la Escuela de Defensa Nacional y un Posgrado en No Proliferación de Armas de Destrucción Masiva en NPSGLOBAL, ilusamente pensé que trabajar junto a él era el lugar indicado para mí”, dice la denuncia.


“Durante mi desempeño junto con Marino, me dediqué a estudiar temas de su interés provincial. Para mí era un desafío profesional por mi formación académica. Marino nunca leyó ninguno de mis informes. Al mes de empezar a trabajar con Marino, empecé a recibir mensajes de whatsapp a mi teléfono celular 1149374084, que conservo actualmente, lo que efectuaba desde su teléfono celular, abonado 1131920401. En esos mensajes me decía “Donde estás?” “Donde vivís?” “Voy a estar por allá. Me doy una vuelta” “Preparate, que voy a tu casa.” Me enviaba videos alusivos al sexo. Quiero aclarar que yo no tenía vínculo alguno con él, ni de confianza ni de amistad”, dice la denunciante.

“Este tipo de mensajes me los enviaba constantemente, varias veces por semana. Yo trataba de contestarle con respuestas evasivas que no comprometieran mi trabajo y que tampoco le den a pensar que yo estaba interesada en lo que me proponía”, denunció Guebel.

“La primera vez que me presenté en el despacho de Marino, me hizo pasar a su oficina donde se encontraban varias asistentes que al notar mi presencia automáticamente salieron del despacho”, señala la denuncia.

“Una vez que nos encontramos solos directamente me toco los pechos, y me preguntó cuándo íbamos a tomar un café, me dijo que aguardara su llamado que en cualquier momento nos veíamos. También me dijo que me manejara con su jefe de despacho, Pedro Fiorda, alias ´Cachi´. Al mes siguiente, concurrí al despacho del Senador, me atendió en esta oportunidad Pedro Fiorda, quien me hizo pasar a su oficina, en esta ocasión me dio conversación, me invitó a sentarme, me comentó que Marino tenia aspiraciones de ser gobernador de la Provincia de La Pampa y que tenía intenciones de hacer una operación política acusando de pedofilia al por entonces pre candidato a Gobernador de La Pampa por Cambiemos”, dijo.

“Luego de ello, Fiorda me tomó de los dos brazos con fuerza, y me introdujo su lengua dentro de mi boca con violencia, yo intenté separarlo pero no lo logré. Luego me dijo “Te voy a llamar a ver como seguimos””, denunció la mujer.

“Los días siguientes a este episodio me llamó insistentemente a mi teléfono celular desde el suyo, el abonado 1153322867, para que nos veamos. Yo nunca atendí. Sentí asco y mucho miedo por lo que había sucedido. Al día siguiente, caí en cama con un fuerte cuadro de stress, fiebre alta, ganglios inflamados y dolor en todo el cuerpo. Todo ello se puede corroborar a través de OSDE puesto que llamé al servicio de emergencias de mi Obra Social por esta situación. No recuerdo con precisión qué día ocurrió lo que describo, pero sí que fue un 14 o 13 de marzo o abril de este año aproximadamente”, dijo.

Siguió en la denuncia diciendo que “cuando me recuperé físicamente, tuve que ir a firmar mi presentismo, le solicité a Claudio Presman, actual titular del INADI, y amigo personal mío, que me acompañe. Luego de lo ocurrido a mi pedido, con la ayuda de Presman, me trasladaron a la Dirección General de Investigación y Capacitación del Senado de la Nación, cuyo director es Fernando Bernabé Rocca, donde cumplo funciones actualmente”.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios